Si quieres escapar del ajetreo de Shanghái y salir de la ciudad por un día o dos, existen una variedad de opciones.

 

Hangzhou y Suzhou son dos ciudades cerca de Shanghái que tienes que ir a ver. Marco polo las describió muy apropiadamente: “Arriba está el cielo y justo abajo están Hangzhou y Suzhou" (上有天堂,下有苏杭- Shàng yǒu tiāntáng, xià yǒu sū háng).  ¡Visita estos lugares y encuentra lo que hace tan especial a de estas ciudades!

 

 

Hángzhōu 杭州

Hangzhou es la ciudad más grande y la capital de la Provincia de Zhejiang al este de China. Durante el siglo 13, fue la capital de la dinastía Song, y algunos dicen que fue la ciudad más grande en aquellos tiempos, con más de 1 millón de gente. Hangzhou está a 180 kilómetros de Shanghái, pero sólo toma 45 minutos llegar ahí por tren de alta velocidad desde la estación de Shanghái al sur.

 

excursión a hangzhou

La ciudad es mejor conocida por su lago del Oeste y su impresionante vista. Es un gran lugar para estar en cualquier momento del año, pero los mejores meses son abril y octubre. Después de caminar alrededor del lago, prueba los famosos platillos de Hangzhou y visita algunos de los templos y sus hermosas estatuas. Muchos de los sitios turistas tienen nombres simpáticos como La Cueva de la Mañana, el Brillo del Atardecer, y el “Running Tiger Dream Spring”. Sobre esto un pequeño consejo: Trata de planear tu propio tour alrededor del lago, ya que las agencias turísticas procuran favorecer los lugares más caros de la ciudad.

 

 

Sūzhōu 苏州

excursión a suzhou

Situado a 100 kilómetros al oeste de Shanghái, Suzhou es otro lugar para pasar uno o días agradables. Su red de canales, alineados a pequeños puentes de piedra y cabañas bonitas le ortogan su apodo de “pequeña Venecia”. Te recomendamos evitar ir en Agosto, ya que el clima suele ser lluvioso y poco placentero. Dentro de las muchas atracciones de Suzhou, asegúrate de visitar la Beisi Pagoda (Běisì Tǎ北寺塔), construida en el siglo 14.

 

También aprovecha la oportunidad de visitar el jardín “Lingering Garden” (Liú Yuán留园)(certificado como patrimonio de la humanidad por la UNESCO), donde puedes encontrar estatuas, bonsáis, cuevas etc. La ciudad también es famosa por sus tapices bordados y artesanías de seda.

 

 

Huángshān 黄山

La Montaña Amarilla, con su escenario maravilloso, también ha sido certificada por la UNESCO cómo patrimonio de la humanidad, y es considerado como uno de los lugares más bellos de China.

excursión a huangshan

Aunque se encuentre un poco más lejos – 500 kilómetros al suroeste de Shanghái-los 50 kilómetros de tramo para excursiones lo vale. La montaña tiene 72 picos y cubre un área de 100 kilómetros cuadrados. Uno de los lugares más famosos es la pared conocida como “longevity locks” (candados e la longevidad) que son pequeños candados puestos con los nombres de una pareja de enamorados. Otros lugares famosos son: el mar de nubes, las rocas con formas extrañas y los pinos con nombres imaginativos. Puedes caminar por los dos lagos (Taiping y Mil Islas) y las tres cascadas (“Renzi", "Baizhang” y la “Jiulong Pu” que significa “Pared de Agua de Nueve Dragones”). Puedes trepar la montaña o tomar el teleférico para ahorrar tiempo. Asegúrate de investigar qué parte de la montaña quieres ver, ya que algunas áreas son mejores que otras. Para que tengas una idea de como es la montaña amarilla, ve la famosa película 'El Tigre y el Dragón'.

 

 

Mògàn Shān 莫干山

Esta montaña de Bambú no es tan reconocida o famosa, pero si quieres escapar de las luces de Shanghái, este es el lugar perfecto para visitar. Puedes llegar tomando un tren a Hangzhou y después un autobús hacia la montaña.

excursión a mogan shan

Recuerda que este lugar no es muy típico de turistas. Pero no te preocupes, los chinos te ayudarán en tu camino. Si aún tienes problemas, puedes pedirle al conductor del autobús que te lleve “a donde van todos los foráneos” y terminarás en un pequeño pero encantador hotel, administrado por una pareja inglesa, donde se puede disfrutar de un desayuno, comida o cena occidental. Moganshan tiene algunas lindas rutas que van muy dentro de la montaña. Algunas te podrán llevar hasta la mera cima, ¡por donde pasan las nubes!